Las 10 reglas de oro de las citas con azúcar (de un Sugar Baby de la vida real)

1. Comprometerse con una identidad en línea e IRL.

¿Eres una belleza sureña? ¿Una chica trabajadora de un pequeño pueblo ansiosa por dejar atrás sus raíces? ¿Un colegiado con grandes aspiraciones profesionales? ¿La chica de al lado? ¿Una zorra que prefiere a los hombres mayores? ¿Una joven amante de la diversión con ganas de viajar y ver el mundo? Concéntrese en cómo quiere retratarse y seleccione su perfil en línea en consecuencia, asegurándose de resaltar sus rasgos más deseables. La idea no es desempeñar un papel, sino ser coherente y comprometerse con una identidad que es una expresión genuina de su verdadera personalidad: ser la mejor versión de su yo auténtico. Por ejemplo, si te consideras una chica de al lado, no te presentes para conocer a un posible padre de azúcar con tacones de cinco pulgadas y un vestido con un escote pronunciado. Use algo modesto. Siempre debe sentirse cómodo, pero es valioso comprometerse con una insignia de identidad siempre que refleje quién es usted en algún nivel. Créame, podrán olfatear a los farsantes.

2. Haga el trabajo y sea paciente.

La fase inicial de las citas de azúcar se parece mucho a las citas regulares en el sentido de que tienes que encontrar a alguien que realmente te guste y con quien quieras pasar tiempo. Pero un papi de azúcarademástiene que ser alguien que pueda satisfacer sus necesidades específicas. Esa capa adicional de criterios (conexión + la capacidad de satisfacer sus necesidades) requiere aún más tiempo y energía que las citas 'normales', pero generalmente vale la pena. Examine los perfiles, comuníquese con tantos candidatos potenciales como sea posible y asuma que tendrá que tener muchas primeras citas antes de conocer al tipo adecuado.