Quiero ser tuyo, pero también (y siempre) mío

Nathan Dumlao

Quiero ser la persona a la que corres cuando tus días son largos. Los brazos que no puedes esperar para envolver tu cintura, la voz que anhelas escuchar al otro lado del teléfono.



Quiero ser tu porción de pizza compartida, tu segunda pajita en el batido, tu mitad desordenada del lavabo del baño, tu guardián de secretos, poseedor de promesas, labios favoritos para besar.

Quiero ser el cuerpo que no puedes esperar para abrazar con fuerza el tuyo, la risa que se entremezcla tan perfectamente con la tuya, la sonrisa que se extiende por tu rostro inconscientemente. Quiero ser la mujer con la que no puedes esperar para hablar, no puedo esperar para comparte cada pieza de tu mundo con, pequeño o grande.

Quiero ser el alma que anhelas, mental, física y emocionalmente, de todas las formas posibles.

quiero sertuyo: tu persona, tu humano, tu amor eterno. Pero yo también, y siempre quiero ser mía también.





Quiero ser mi propia entidad, mi propio ser. Quiero mantener todas las piezas de mí que son únicas e individuales, todas las formas que tengo y siempre estaré, separadas y por mi cuenta.

Quiero mantener mi pasión, mi egoísmo a veces, mis formas tontas y obstinadas. Quiero tener siempre un impulso por las cosas que me apasionan, siempre centrarme en el trabajo y los pasatiempos, incluso cuando estoy a tu lado.

Quiero enamorarme de ti, profunda, plena y abrumadoramente. Pero también quiero ser fiel a mí mismo.

No quiero que haya un momento en el que me mire en el espejo y no reconozca mi reflejo. O pensar en nuestra vida juntos y sentir que he entregado pedazos de mí mismo por ti.

No quiero cambiar o alterar todo lo que represento solo para hacernos trabajar porque he aprendido que eso no es amor. Y lo que anhelo contigo es real, puro y verdadero.

No quiero perder de vista a la persona en la que estoy destinado a convertirme y cómo esa persona crecerá junto a ti.



Nunca quiero dejar de serMiaincluso, y aunque, prometo estar para siempretuyo.

Te amo. Y eso significa que soy tu pareja , tu luchadora, tu mano derecha. Yo soy el que te respaldará, el que nunca dejará de preocuparte, el que será el hombro y la fuerza cuando tú no tengas ninguno.

Te amo. Y eso significa que estoy dedicada a ti, leal a ti, siempre determinada a dar y ser todo lo que pueda por ti, por nosotros.

Te amo. Pero eso no significa que me esté perdiendo en nuestro amor.

Seré tuyo, pero también mío. Mi propio mejor amigo, mi propio partidario, mi propia motivación.

No seré tu todo, como tú no serás mío. En cambio, completaremos la integridad del otro, sin dejar de ser quienes somos.

No somos las 'mejores mitades' del otro, sino piezas que añaden aún más belleza y luz a obras maestras que ya están completas. No somos las respuestas, las soluciones, las partes que faltan, sino las maravillosas adiciones que nos hacen darnos cuenta de lo que hemos estado buscando todo el tiempo.

Entonces te amaré, se tuyo.
Y seré mío.