Recuerde siempre, usted es una obra maestra en progreso

Liat Aharoni

¿Quién soy? Es una cuestión con la que muchos de nosotros luchamos en ocasiones a lo largo de la vida, especialmente cuando nos sentimos perdidos o inseguros de nosotros mismos. Existe un cierto consuelo en poder definirnos fácilmente, en medir nuestras fortalezas y debilidades con precisión y en conocer con confianza nuestro lugar en el mundo. Pero, de manera frustrante, la respuesta siempre parece eludirnos, siempre tambaleándose más allá de nuestro alcance. ¿Por qué? Porque la pregunta no es, ¿quién soy yo? pero, ¿quién quiero ser?



La composición de tu personaje no es un rompecabezas con un número determinado de piezas. Cada esfuerzo, aventura, desafío y conexión que experimente a lo largo de su vida teje otro hilo en el tapiz de quién es usted. El trabajo de uno mismo nunca se acaba. Eres una obra maestra en progreso.

Viva con valentía a la luz de esto, una vida en la que cada decisión y acción que tome se tome con la intención consciente de mejorarse a sí mismo, mejorar sus circunstancias o expandir su perspectiva de alguna manera.

Desafíate a ti mismo con frecuencia, toma mayores riesgos, sal de tu zona de confort y evita caer en largos períodos estancados. Recuerde que no importa los hitos que alcance en la vida, nunca será un proyecto terminado. El crecimiento no debe detenerse simplemente porque haya llegado a la edad adulta, establecido su carrera, cumplido sus sueños o encontrado su compañero de vida. El alma es una rosa que debería florecer una y otra vez a lo largo de la vida, volviéndose más hermosa e intrincada con cada progresión.

Viva así: con el corazón lleno y hambriento y una curiosidad que no se puede extinguir. Practica la autorreflexión y atiende los espacios vacíos en ti donde los encuentres. Si le falta confianza, concéntrese en su salud y bienestar, o desarrolle nuevas habilidades. Si se siente plano y poco interesante, prosiga sus estudios o, mejor aún, viaje a lugares lejanos y extranjeros. Expanda sus horizontes y observe cómo la gente se acerca a usted. Si tiene problemas emocionales y traumas, busque ayuda, busque en su propio espíritu y sane la raíz de la causa. Tus defectos y deficiencias no te definen, son solo caminos que aún no has explorado. Cualquier cosa se puede reparar o desarrollar mediante el enfoque y el esfuerzo concentrado.





Recuerde, es la BÚSQUEDA de la felicidad, no el apoderarse de ella. Una vida plena y feliz significa encontrar rutinariamente cosas nuevas para perseguir y convertirse. Es mirar este mundo con ojos claros y abiertos y ver cuánto hay aquí por lo que vivir.