12 poemas para cuando tu corazón le duele

Michelle Garayburu

1.

Me encontré con una vieja foto de nosotros.



Me duele toda el alma
como la forma en que me siento después de una carrera
piernas pesadas, llenas de plomo
arrastrando detrás de mi cuerpo
anhelo
para recordar lo que se siente al ser normal
estar completo
ser ingrávido.


2.

Extrañándolo.

Me pregunto si su mente esta haciendo lo mismo
saltos mortales a través de los pliegues, las grietas,
los espacios vacíos de sus recuerdos
buscando
para mí.


3.

Esperanzado.





Él me dijo que me quería
en un mensaje de texto anoche,
parpadeando en blanco y llamativo
en la pantalla de mi teléfono.

Pero luego me di la vuelta
abrió mis ojos
y me di cuenta
eso fue solo un sueño.


4.

Traté de decirle que no se fuera.

Cuando terminamos las cosas
Traté de decirleno,
traté de decirle que esto fue un gran error
y que me arrepiento
por todas las cosas por las que no debería arrepentirme.

Traté de decirleTe quiero,
pero los mundos rodaban en mi boca como canicas
extraño, extranjero, pesado.
Y se fue
al sonido de mi silencio.




5.

Cierre.

No puedo cambiar lo que ha pasado
no puedo borrar ni reescribir el pasado
no puede arreglar lo que se ha deshecho.
Sigo corriendo en círculos
buscando respuestas.
Pero algunas respuestas
Nunca lo encontraré.


6.

Hacia adelante.



Seguir adelante se siente como sumergirse en agua fría
sorprendente, adormecedor, pero refrescante.
Me encuentro luchando por nadar
jadeando
como tu voz nuestros recuerdos
inundar mi mente.

Algunos días me resbalo, me ahogo.
Pero hoy saldré a la superficie
mantener mi cabeza fuera del agua
y flotar.


7.

No soy bueno para dejar ir.

No soy bueno para dejar ir.
Siempre he sido la chica que sostiene
firmemente a lo que teme perder.
Como un niño con un juguete aferrado
entre las yemas de sus dedos,
No puedo soportar despedirme.

Pero dejando ir de ti
era como ninguna otra cosa.
Era como mirar un globo
flotar en el cielo y saber
nunca lo recuperarás.


8.

Quizás no éramos nada.

Creo que lo que mas me asusta
es la aterradora realización
que tal vez no fuimos
lo que pensé que éramos
que tal vez no estabas
quien pensé que eras
que tal vez esto no fue
amor en absoluto.


9.

Esto lo sé.



Quizás después de todo este tiempo
hemos encontrado nuestros diferentes ritmos
y no puedo culparte por eso.
Somos dos personas diferentes,
dos sueños diferentes.
Pero se que debajo de las capas
siempre estaremos conectados.
Y cuando veas esas estrellas
las mismas estrellas que deseo
millas y millas de distancia,
sabrás esa distancia
nunca se puede separar
dos corazones entrelazados.


10.

Ahora todo tiene sentido.

Veo dónde nos equivocamos.
Nuestros corazones estaban todos en
pero no nuestras mentes.
No mi mente
incluso cuando lo intento
para convencerme a mi mismo.


11.

Quizás sea así de simple.

Tu eras mi amor
pero no mi para siempre.


12.

Estoy aprendiendo a despedirme.

Duele Todo duele.
Abriendo mis ojos, estirándome
a través de la cama vacía, respirando
en el aire sin tu cuerpo junto al mío.



Pero estoy completo sin ti
siempre lo ha sido.

Las despedidas nunca son permanentes
aunque este pesa
en mi corazón, mi mente, mi alma.
Estoy seguro de que te veré
en esta vida o en la siguiente.

Y hasta entonces recuerda tu valor
y me acordaré del mío.

Soy fuerte sin ti,
siempre lo ha sido.