10 señales de que eres una mujer sensible (y deberías estar orgullosa)

Ian Dooley

1. Encuentra que su estado emocional cambia para asumir los sentimientos de las personas que lo rodean.

Tienes un fuerte sentido de tu yo emocional, pero a menudo aceptas los sentimientos de las personas que te rodean. Si alguien cercano a usted está molesto, le resulta muy difícil fingir que todo está bien. En cambio, te encuentras con esa persona justo donde está: sentándote junto a ella, ofreciendo tu hombro e incluso llorando con ella. Aunque puedes construir a las personas que te rodean con positividad y amor, también eres muy bueno para consolarlas y ayudarlas en su curación al tratar de comprender y sentir exactamente lo que están pasando.



2. No puedes simplemente escuchar el dolor de alguien, quieres ayudar, apoyar o ayudar activamente de alguna manera.

Cuando alguien te confía, lo interiorizas, pero nunca eres pasivo. Quiere hacer todo lo que esté a su alcance para hacer las cosas bien, para ayudarlos a dar pasos hacia adelante, para realmenteestar ahítanto con palabras como con acciones.

3. Sientes cada emoción profundamente, hasta el punto de que hasta las cosas más pequeñas tienen peso en tus ojos.

Te afecta todo lo que te rodea, desde el pájaro con el ala rota hasta el niño de todo el mundo que se muere de hambre, simplemente no puedes evitarlo. Te encuentras llorando, a menudo por cosas sobre las que no tienes control, o simplemente porque la puesta de sol en una noche en particular es muy hermosa. Todo tiene peso en tus ojos.

4. Has experimentado la angustia más de una vez, pero aún crees en el amor.

Sientes profundamente y amas profundamente, por lo que tus relaciones son muy serias. Has estado destrozado una o dos veces, pero debido a la gran cantidad de emociones que tienes dentro de ti, no tienes miedo de amar y dejar entrar a alguien de nuevo.

5. Está profundamente conectado y comprometido con sus relaciones personales.

No te tomas el amor a la ligera, platónico o romántico. Las personas en tu vida están ahí por una razón; los valora y aprecia mucho, y nunca dude en compartir exactamente lo que siente por ellos o lo mucho que significan para usted.





6. Estás en sintonía con el mundo y las personas que te rodean.

Tu sensibilidad te permite comprender y conectarte con todo lo que te rodea. Es consciente de los sentimientos, pensamientos o dolor de los demás. A menudo se puede saber lo que alguien está pensando o si está molesto sin siquiera abrir la boca. Y no solo puede comprender, sino también escuchar y apoyar a los demás cuando lo necesitan.

7. Puede resultar herido fácilmente, y especialmente con palabras que con acciones.

Tienes la tendencia a ser afectado negativamente por personas que te lastimaron, ya sea intencionalmente o inconscientemente. Esto puede parecer un rasgo negativo, pero ser sensitivo enseña a otros cómo ser empático y amable. No solo puedes cambiar y moldear continuamente el mundo que te rodea, sino que tus sentimientos son los que te hacen una persona tan abierta y hermosa. Y deberías estar orgulloso de eso.

8. Eres extremadamente desinteresado.

Cuando se trata de los demás, sus emociones, el peso en su corazón, no tiene ningún problema en dejar todo para apoyarlos. No solo puede (y tratará) de comprender todo lo que están sintiendo, sino que también los pondrá en primer lugar, incluso antes que usted mismo y por lo que está pasando.

9. Tiene la tendencia a pensar demasiado, tratando de darle sentido a todo lo que está en su cabeza antes de decirlo en voz alta o tomar decisiones apresuradas.

Pensar demasiado puede ser negativo, pero para usted y su corazón sensible, la forma en que funciona su mente es un problema.positivo.Piensas profundamente en las cosas porque te preocupas. Piensas en tus acciones porque no quieres herir a las personas que te rodean. Piensas antes de hablar porque quieres ser racional y emocional, lo cual es efectivo en cualquier situación. Piensas profundamente porque eso está en tu naturaleza: procesar y generar una emoción genuina.

10. Sabes amar.

Eres sensible y, por lo tanto, sabes cómo preocuparte, cómo ser vulnerable, cómo expresar emociones, cómo dejar entrar a la gente. Sabes que las relaciones requieren trabajo, pero estás más que dispuesto a esforzarte. Al final del día, debido a tu corazón sensible, eres un amante y socio maravilloso.